Los futuros de maíz en Chicago cierran este viernes en terreno negativo ante un estimado de mayor volumen de la cosecha en los EE.UU., por parte del USDA. Los futuros de diciembre retrocedieron 0.07% a un precio de 3.4875 dólares por bushel, mientras que los de diciembre cerraron sin cambios.

De acuerdo a analistas de Agri Tendencias y Servicios, S.C. el mercado del maíz ha encontrado soporte y tomando en cuenta la fuerte posición corta de los fondos, el mercado luce vulnerable a liquidación de posiciones cortas y por ende una corrección técnica al alza. Por el lado alcista, el mercado ya ha descontado la gran oferta de maíz de EE.UU., también existe una posición grande de los fondos en posiciones cortas (143 mil contratos), lo que hace vulnerable a los futuros a un rally de coberturas cortas. El Dollar Index se ha negociado a la baja, pero por arriba de la baja sufrida hace un año en septiembre, vemos un progreso de la cosecha lento, en medio de márgenes del etanol bajos, el estimado de la producción de carne en los EE.UU. ha aumentado en 2017 y para 2018 aumentó 2.8%. Se estima una reducción de inventarios finales mundiales, por tanto el nivel de uso inventario a la baja respecto a 2016/17. China por su lado ha anunciado un programa agresivo de producción de etanol para 2020. Por el lado bajista, ha mejorado el pronóstico del clima para la cosecha en EE.UU. en la zona del cinturón del maíz. Existe una amplia producción de maíz, menor proyecciones de consumo que resulta en un ligero aumento en los inventarios finales en los EE.UU. 2017/18. Existe una clara presión estacional en los precios, con debilidad en las bases. Existe una fuerte competencia de maíz de Argentina y Brasil vs el de los EE.UU. En cuanto a Ucrania se espera que exceda el nivel de compromisos de exportación a un nivel record.

Los inventarios de etanol han subido 11% respecto a un año. En cuanto a las bases promedio en zona de producción de EE.UU. se mantienen presionadas a la baja, en niveles de ‐44 CZ7 (Futuro de maíz, diciembre 2017), con la cosecha avanzando a un ritmo lento y los productores presionados, empujando ventas en niveles poco atractivos. Las lluvias recibidas en la zona centro y oeste del cinturón ayudaron a incrementar los niveles del rio Mississippi, reduciendo substancialmente los fletes de barcazas y permitiendo que estas fluyan nuevamente sin mayor inconveniente al Golfo. Desde Brasil, las ventas de exportación continúan avanzando en buen ritmo, con más de 5.64 Mtm exportadas en el mes de septiembre y estimados de 5.35 Mtm para el mes de octubre. La logística, que ha sido un reto importante para este país, parece ir mejorando, con la cantidad de días promedio para el mes de octubre en el puerto de Santos (igual que el año pasado). Analistas de FC Stone argumentan que el avance de la cosecha en EE.UU. creen será el punto de enfoque para el mercado en las próximas semanas, con el incremento en disponibilidad manteniendo las bases del Golfo en los bajos de los últimos 5 años.

Si bien esto representa una oportunidad para consumidores, opinan que los productores tendrán un menor interés por la siembra de maíz el próximo ciclo. El reporte de oferta y demanda del USDA del mes de octubre presentó un escenario aún más optimista, incrementando los rendimientos a 171.8 bu/acre y la producción a 362.73 Mtm, manteniendo un mercado holgado de grano, con la oferta total apenas 8 Mtm por debajo del récord del año pasado en 430.35 Mtm. Incrementos en la demanda no fueron suficientes como para evitar un incremento en inventarios finales 59.44 Mtm, 1.14 Mtm más que el año pasado. El gobierno de EE.UU. también elevó sus pronósticos de la producción de maíz de los Estados Unidos 2017/18 y las existencias finales, por tanto USDA eleva la estimación cosecha de maíz ya que los rendimientos récord en las áreas que están fuera de los mayores estados productores, incrementaron el volumen de la cosecha general. Por el lado mundial, pronosticó la cosecha de maíz 2017/18 de Argentina en 42 millones de toneladas, encima de los 40 millones que había previsto el mes pasado.