Se informa de pocos cambios en las bases de frijol de soya, pero empiezan a bajar siguiendo la estacionalidad. Aún y cuando en las últimas semanas las bases se han incrementado, en realidad analistas confirman que seguimos con buenos niveles, como lo han tenido los niveles del año pasado y el promedio de los últimos 3 años. 

Por el lado alcista bajó la proyección de rendimiento del grano en los EE.UU., dejando sin cambio la producción a pesar de una mayor superficie cosechada. Existen retrasos en la cosecha en los EE.UU. por exceso de lluvias. Los inventarios finales del grano soya bajaron respecto a septiembre. Brasil estima una producción similar al USDA. En cuanto a India las lluvias monzónicas estuvieron por debajo del nivel en la zona central de la soya. Argentina por su parte retrasa la reducción de impuestos hasta 2018. Argentina proyecta una menor producción a USDA en 57 millones. Brasil presenta un lento avance de la siembra. Asimismo, por el lado bajista, la calificación del cultivo ha sido la más alta en las últimas semanas. El cultivo de soya en Brasil recogen las lluvias de la semana pasada. Existe una producción record en los EE.UU. Los remanentes mundiales de soya son los más altos a nivel record.

 La cosecha esperada en Brasil 2018 está muy por arriba de lo que estima USDA. El USDA publicó la actualización a sus estimados de oferta y demanda mundial y sorprendió con los números para frijol de soya en los Estados Unidos. La sorpresa viene en el cambio de rendimientos en los Estados Unidos, con un mercado que esperaba que subieran ligeramente los rendimientos el USDA los baja, declinándolos de 49.9 a 49.5 bushels por acre. A pesar de lo anterior, el USDA sube el área cosechable, con lo cual la producción queda sin cambios. Los inventarios finales del 2016/17 disminuyen de 345 a 301 Millones bushels como resultado de un decremento en la producción de 11 millones de bushels, un incremento en las exportaciones a 2174 millones de bushels y en la molienda a 1,899 millones de bushels y un incremento en la cifra residual que se incrementa en 22 millones de bushels, quedando en 36 millones de bushels. Esta baja en los inventarios finales se arrastra al nuevo ciclo como menores inventarios iniciales, lo que provoca que los inventarios finales del 2017/18, caigan de 475 a 430 millones de bushels . A nivel mundial, los inventarios iniciales disminuyen a 96.05 MTM derivado del decremento de inventario final e inicial en Estados Unidos y Brasil. La producción mundial se ve reducida a 347.88 MTM pero esta caída no va relacionada con ninguna disminución en producción de los principales países. La tabla de importaciones por parte de China se mantiene sin cambios quedando las cifras en 95 MTM. Sin embargo, la producción de frijol de este país se incrementa a 14.20 MTM versus 14 MTM del mes anterior. Mato Grosso se estima con 18% vs 28% el año pasado.

 La agencia gubernamental USDA mantuvo sus pronósticos para las cosechas de soya 2017/18 de Argentina en 57 millones de toneladas. En Brasil se han tenido lluvias la semana pasada, lo que ha ayudado un poco, pero el pronóstico vuelve a ser cálido y seco para los siguientes 5 días. El proceso de siembra va normal en algunos estados, pero muy retrasado en otros. INTL FCStone tiene uno de los estimados de producción más bajos del mercado, en 106.7 MTM vs CONAB de entre 106 a 108.2 MTM. Los productores de soya brasileños habían plantado el 12% de su cosecha 2017/2018 hasta el jueves pasado, en línea con un promedio de cinco años, pero detrás del ritmo del ciclo anterior, debido a la falta de lluvias en regiones productoras clave, de acuerdo al consultor AgRural. El avance semanal podría haber sido más significativo si no fuera por un ritmo más lento en la región centro-oeste, donde en algunos lugares el trabajo se había detenido por completo con lluvias irregulares que desaceleraban a los agricultores, aseguró dicha firma. El gobierno de este país brasileño pronostica que la producción de soya en Brasil se situará entre los 106 millones de toneladas y 108,2 millones de toneladas en el período 2017/18, inferior a los 114 millones de toneladas del ciclo anterior, ya que las excelentes condiciones meteorológicas no se repetirán en la cosecha actual.