Los futuros de soya grano en Chicago de enero retrocedieron 2.25 centavos, a $9.8975 dólares por bushel este viernes. Los futuros de la oleaginosa perdieron un 0.4% en la semana del 04 al 08 de diciembre, tras haber subido en las cuatro semanas previas.

Operadores dijeron que las preocupaciones por una cosecha voluminosa en Sudamérica limitaron el entusiasmo en el mercado exportador estadounidense, cuyas ventas habían revivido en las últimas semanas. Pronósticos de lluvias necesarias en Argentina para las próximas semanas también presionaron los precios. El mercado encuentra soporte en el buen reporte de importaciones de China en el mes de noviembre, donde se ve buena demanda por energía, productos industriales y agrícolas. Sin embargo, el alza en el mercado ha sido muy rápida y hay algo de toma de utilidades, en lo que llevamos de la semana el contrato enero ha bajado 2.5 centavos, pero bajó ya 23 centavos desde el máximo que vimos el miércoles. La pasta de soya enero ha subido $5 dólares en la semana. El reporte del lunes sobre inspecciones de las exportaciones mostró que se inspeccionaron 1.8 millones de toneladas versus las expectativas del mercado de entre 1.8 a 2.3 millones. Al 30 de noviembre, las inspecciones acumuladas representan el 37.3% del total estimado por el USDA versus el promedio de los últimos 5 años de 41.8%. El reporte de ventas de exportación de la semana de referencia, mostró que la semana pasada EE.UU.

vendió 2,015,800 t.m. de grano de soya, los principales compradores fueron China con 1,292,600 t.m., Tailandia con 141,800 t.m. e Indonesia con 101,500 t.m. Las exportaciones fueron de 2'018,100 t.m., los principales destinos fueron China con 1,271,400 t.m. Para la pasta de soya las ventas fueron de 166,400 t.m. y para el aceite de soya de 21,000 t.m. Las exportaciones de soya en el mes de octubre de acuerdo con el sistema de aduanas de Estados Unidos fueron de 9.441 millones de toneladas, esta es la menor lectura desde 2014 y una cifra menor a la que mostraban las inspecciones a las exportaciones. China compró el 74%, pero también fue la menor cifra desde el 2014. En contraste, las importaciones de grano de soya de China en el mes de noviembre fueron de 8.68 millones de toneladas, un 48% más que en octubre y 11% más que el año anterior. En lo que llevamos del año China ha importado 85.99 millones de toneladas, 11.07 millones o 14.8% más que el año anterior. Se estima la demanda de China permanecerá alta por compras anticipadas a las festividades del año nuevo lunar. La Bolsa de Granos de Buenos Aires estima una siembra de 53.2% versus 42.5% de la semana pasada y 57.6% del año anterior.

Los fondos realizan fuertes especulaciones ante el futuro de la producción de Sudamérica. La semana pasada a la de referencia la posición abierta de pasta de soya se incrementó en 25,207 contratos a 63,907 y los del grano de soya en 21,472 contratos para un total neto largo de 53,134 contratos. Hay analistas de Brasil que pronostican que la producción será de casi 113 millones de t.m., no sería extraño que incluso la cifra final fuera mayor a la del ciclo pasado; esto pudiera compensar cualquier pérdida que quizá exista en Argentina. Sin embargo, estamos en la época de especulación, en donde los fondos tratan de realizar más utilidades en sus fondos de materias primas. Al 30 de noviembre, las ventas representan el 59.3% del total estimado por el USDA versus el promedio de los últimos 5 años de 73.7%. Para el reporte del USDA del siguiente martes, se esperan unos inventarios finales en Estados Unidos de 440 millones de bushels, con un rango de entre 422 a 491 millones y versus 425 millones del reporte anterior. Se estiman unos inventarios finales mundiales de 97.8 millones de toneladas, con un rango de entre 95.2 a 99 millones y versus 97.9 millones del reporte de noviembre. La producción de Brasil se estima en 108.3 millones de toneladas, con un rango de entre 107 a 111 millones y versus 108 millones de toneladas del reporte de noviembre y para Argentina se estima una producción de 56.5 millones de toneladas versus 57 del reporte previo. Los efectos de la Niña se empiezan a notar y el pronóstico de 15 a 30 días en Argentina continúa mostrando clima seco. La tendencia del mercado es alcista, por lo que cuando el mercado tenga correcciones recomendamos tomar precauciones.