Los futuros de ganado bovino en pie del CME subieron por la firmeza de los precios de los físicos. El mercado recibió presión por toma de utilidades y liquidaciones de posiciones largas. Analistas de FCStone proyectan que la tendencia del mercado es alcista y que técnicamente el mercado seguirá subiendo en el corto plazo.

Con cerca de 4 millones de trabajadores de los EE.UU. recibiendo bonos corporativos es muy posible que haya un importante incremento de la demanda por los cortes de alto valor de la carne de res. También debe de aumentar la cantidad de dinero que los trabajadores recibirán en su nómina a partir de febrero por la disminución de impuestos. La tormenta de nieve que se presentó en las planicies del norte y en el norte del medio-oeste ha dilatado a los embarques de ganado finalizado a las plantas para su sacrificio y proceso durante la semana anterior, pero la mejoría del clima que se esperaba para el viernes próximo debía de ayudar a aminorar el impacto. El pronóstico para el clima para las planicies del sur para esta semana es que el clima será más cálido y seco. El peso promedio semanal de las canales de los novillos sacrificados en la semana que terminó en el 13 de enero fue de 896 libras, un peso promedio inferior a las 900 libras obtenidas la semana previa y por debajo de las 898 libras de hace un año. La producción de carne de res en los EE.UU. en la misma semana fue de 507.1 millones de libras, un incremento de 0.40% con relación al año anterior. En cuando a los sacrificios, el USDA estimó que durante el viernes y sábado se sacrificaron 154,000 cabezas. Con ello, el acumulado de la semana fue de 588,000 cabezas, contra 581,000 del año pasado.

De esta forma la producción semanal de carne de res fue de 490.3 millones de libras, es decir 3% más que el año pasado. La empresa FCStone menciona que si hay un momento en que se puedan permitir menores sacrificios es justo ahora, antes que los números de animales aumenten estacionalmente en primavera y verano. Los datos del reporte mensual de Ganado en Corral del USDA lucen ligeramente negativos. Las ventas netas de exportación del 12 al 18 de enero se estimaron en 28,100 toneladas. El principal destino fue Japón con 11,000 toneladas, Corea del Sur con 7,800 toneladas, Hong Kong con 2,800 toneladas. En esa misma semana las exportaciones fueron por 17,300 toneladas, siendo Japón el principal destino. Por otra parte, el reporte de “Ganado en engorda” fue ligeramente bajista, por lo que no está teniendo ningún impacto en el precio de los futuros. Del 1 de diciembre al 1 de enero los inventarios de ganado subieron 8.3%, siendo que el consenso del mercado esperaba una cifra de 7.7%.

La colocación de bovinos en corrales de engorda fueron 1% más altos y la cantidad de bovinos que fueron comercializados para sacrificio fue de 1.75 millones de cabezas, un 1% menos que en 2016. El reporte de carne congelada y/o refrigerada mostró que en diciembre los inventarios cayeron 13.8% con un total de 489.5 millones de libras. Al ser una cifra por debajo de lo que esperaba el consenso del mercado el mercado de futuros ha tomado esto como un factor alcista ya que para este periodo los inventarios tienden a disminuir 2.8%. La ciudad de Eagle Pass, Texas, Estados Unidos, fue sede del curso de capacitación para actualizar al personal técnico que participa en los operativos de inspección de ganado de la Campaña Nacional para el Control de la Garrapata Boophilus spp. La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) informó que el curso tuvo lugar en el marco de la colaboración entre esta dependencia, a través del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés).

Esto en los procedimientos para certificar que los bovinos se encuentran libres del parásito cuando se movilizan hacia las estaciones cuarentenarias de exportación, explicó en un comunicado. Entre los temas de capacitación se abordaron aquellos relacionados con la biología de la garrapata Rhipicephalus (Boophilus) spp, también conocida como garrapata de la fiebre del ganado, parásito que además puede transmitir otras enfermedades como la Anaplasmosis y Babesiosis. Las garrapatas son parásitos externos (ectoparásitos) del orden de los ácaros que se fijan sobre la piel del hospedero, se alimentan de la sangre de los animales y, en ocasiones, del humano. Refirió que infesta principalmente al ganado bovino, pero también se puede encontrar en caprinos, ovinos, equinos, mamíferos silvestres e inclusive aves y reptiles. También se habló sobre la situación actual de la Campaña Nacional para el Control de la garrapata Boophilus spp., los protocolos de bioseguridad, inspección y aplicación de tratamientos garrapaticidas en lotes de ganado para exportación.