En la semana del 22 al 26 de enero, el mercado de futuros de café ha encontrado soporte y ha subido después de dos semanas en las cuales tuvo algo de consolidación. El real brasileño se ha fortalecido y el dólar americano se ha debilitado mucho y esto puede provocar que los agricultores brasileños tengan un menor incentivo

para vender para exportación. En Brasil, el clima es favorable y hay más lluvias en la región de Paraná, Mato Grosso y Minas Gerais. Estas lluvias pudieran favorecer el desarrollo de las plantas. Hay algunos analistas que ven difícil llegar a los estimados de Conab de entre 54.4 a 58.5 millones de sacos ya que se ven algunos problemas con la floración. La producción del año pasado fue de 44.97 millones de sacos y la mayor producción se alcanzó en 2016/17 y fue de 51.37 millones de sacos. En Colombia, la producción de la primera mitad del 2018 podría ser 20% menor. Citigroup bajó su estimado de producción en 2018 de café arábica en 4% a 129 millones de sacos y todavía ven un déficit de 3 millones de sacos en 2017/18 y esto le dio soporte al mercado. Brasil exportó 2.57 millones de sacos en diciembre, casi 400,000 sacos menos que en el mismo mes un año antes. Eso llevó el total de exportaciones en 2017 a 27.31 millones de sacos de 60 kilos de café afirmó Cecafé. Las exportaciones de arábiga en 2017 alcanzaron los 27.02 millones de sacos, un 9.3% menos que en 2016.

Las exportaciones de café de Vietnam aumentarán un estimado del 25.1% en enero desde hace un año a 175,000 toneladas, equivalentes a 2.92 millones de sacos de 60 kg, dijo en un informe la Oficina General de Estadísticas en la semana de referencia. Los ingresos de exportación de café aumentarán en un 7.7% anual a 340 millones, según el informe. Las lluvias y la caída del dólar amenazan la cosecha de café de Colombia en el 2018 y la rentabilidad de los productores, que enfrentan el riesgo de perder ingresos si no se revierte la tendencia y aumentan los precios internacionales, dijo el martes de la semana de referencia el gerente de la Federación Nacional de Cafeteros. La cosecha de café de Colombia, el primer productor mundial de arábigo, cerró el 2017 en 14.2 millones de sacos de 60 kilos, estable frente al año previo, pese a las fuertes lluvias y a la nubosidad que afectaron las principales regiones productoras en el último trimestre. Sin embargo, las lluvias y la nubosidad que frenan la floración de los cafetales han continuado en las primeras semanas del año, una situación que podría extenderse durante el primer semestre.