En la semana del 09 al 13 de octubre los mercados de futuros de café en Nueva York y Londres cerraron a la baja debido a la venta especulativa vinculada a la idea de que la próxima cosecha de Brasil podría ser más grande. Las lluvias recientes en la principal región de café arábiga de Brasil, Minas Gerais,

combinada con las lluvias previstas a fines de este mes, mejoraron las posibilidades de una segunda ola de floración que debería aumentar la cosecha para el ciclo 2018/19. Sin embargo, los pronósticos para el próximo mes estiman que no habrá la humedad que se requiere para mantener vivo el potencial de un gran cultivo, ya que los árboles necesitan recuperarse del estrés de la producción del año previo, así como de las condiciones adversas que han enfrentado recientemente debido al clima seco, el cual podría mantenerse de llegar "La Niña" afectando las áreas de café. Por lo anterior el mercado estará muy al pendiente de las lluvias y los pronósticos climatológicos durante las próximas semanas. En cuanto a la producción en Brasil, los cafetaleros brasileños vendieron el 53% de la cosecha 2017/18 el 10 de octubre, dijo la consultora Safras & Mercado el viernes de la semana de referencia.

Las ventas de café están detrás del ritmo observado el año pasado, cuando el 56% se había vendido en este momento, pero por delante de su promedio de los últimos 5 años del 50%. El analista de Safras, Gil Barabach, dijo que las ventas aumentaron recientemente luego de mayores precios en Nueva York y un dólar más fuerte, pero Barabach dijo que los productores continúan cautelosos, los precios podrían mejorar más adelante en el año. Las existencias de café en los países importadores han alcanzado un máximo de ocho años, dijo la Organización Internacional del Café (ICO) en un informe mensual el viernes de la semana de referencia, y agregó que los inventarios están proporcionando un amortiguador frente a las preocupaciones de suministro a corto plazo. Las existencias de café totalizaron 25.4 millones de bolsas de 60 kg en junio, su mayor desde junio de 2009, dijo el ICO. Los principales importadores, como los Estados Unidos y la Unión Europea, tienen grandes inventarios de café a pesar de un tercer año consecutivo de déficit global. "El mercado se ha mantenido bien abastecido por las acciones acumuladas durante los años excedentes en 2012-13 y 2013-14", dijo ICO. El ICO pronostica una producción mundial de café de 153.9 millones de sacos en la temporada de cosecha 2016-17 que terminó en septiembre, un aumento del 1.5% desde 2015-16, y calculó el consumo en 155.1 millones de sacos. Esto equivalía a un déficit global de 1.2 millones de sacos en 2016-17. Mientras tanto, las exportaciones de Brasil, el mayor productor de café del mundo, cayeron un 7.3% a 29.3 millones de sacos en los primeros 11 meses de 2016-17, mostraron los datos de ICO.

Las existencias de café de Brasil aumentarán en 1.03 millones de sacos con un consumo interno estable en 20.5 millones de sacos. Pero el clima seco podría reducir la producción de 2017-18, dijo el ICO, que actualmente se pronostica en 55 millones de sacos. Vietnam, el mayor productor mundial de robusta, exportó 1.48 millones de toneladas (24.7 millones de bolsas de 60 kg) de café en 2016/2017, un 14.9% menos que en el año anterior, mostraron datos la aduana de Vietnam el lunes de la semana de referencia. Las exportaciones de café en septiembre alcanzaron 79,500 toneladas, cayendo un 16.3% respecto al mes anterior, dijo la Aduana de Vietnam en un informe mensual, por debajo de las expectativas del gobierno de 90,000 toneladas. Las exportaciones de café de El Salvador en la cosecha 2016/17 subieron un 5.8% frente al ciclo anterior, gracias al aumento de la producción en las fincas renovadas y las mejores condiciones climáticas, informó el jueves de la semana de referencia el Consejo Salvadoreño de Café. Los envíos al exterior totalizaron 511,724 sacos de 60 kilos, comparado con los 483,580 sacos del mismo período de la cosecha previa. Los cinco países productores de café de Centroamérica y México han hecho frente en los pasados ciclos a un brote severo de roya, un hongo que deja expuestos los frutos al clima y los insectos, lo que ha deprimido la producción en toda la región.

La temporada de café en América Central y México, que en conjunto producen más de una quinta parte de los granos arábiga del mundo, empieza en octubre y concluye en septiembre. En Colombia se esperan lluvias aisladas, mientras que para América Central y el sur de México habrá lluvias y tormentas dispersas con temperaturas cercanas a lo normal. Por otra parte, Vietnam está experimentando fuertes precipitaciones e inundaciones que pueden causar problemas de logística y transporte hasta por tres semanas para su cosecha actual, lo que a su vez mantendrá su situación de suministro a corto plazo bastante ajustada. Es posible que el mercado necesite noticias sobre el suministro alcista de sus dos principales países productores para recuperar el impulso alcista. Por ahora la tendencia a la baja continúa.